Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Acabar con los estereotipos y los prejuicios

abril 25, 2010

Terminar con los estereotipos y los prejuicios en España, no es tarea fácil, puesto que cada vez son más las personas extranjeras que llegan a nuestro país y los españoles los ven como una amenaza más que como un bien a la sociedad española. Por ello estas personas que vienen a España en busca de nuevas aspiraciones, muchas de ellas se encuentran aisladas.

Patricia González, profesora de periodismo en la Universidad Carlos III comentó en las V Jornadas Internacionales de Periodismo de la UMH cómo la inmigración rumana había crecido a lo largo de los años en la población española. Actualmente estos extranjeros representan un 72% de comunitarios en España. Estos rumanos que se han instalado en España a comienzos del 2001 nace en nuestro país un periódico rumano totalmente gratuito, llamado “Rumanos en el mundo” con el objetivo de hacer frente a los estereotipos y tener un protagonismo en la vida pública española, para sentirse representado. Las noticias que se enmiten en estos diarios están escritas tanto en español como en rumano, es por lo tanto un medio para todos los públicos, y es entregado en las paradas de los transportes públicos, tales como tren, autobús,…

Otro ponente de las Jornadas, Marc Basté, directo general de NOVOPRESS, edita latino. También habló de la importancia de los medios extranjeros en España. Ellos les hacen sentirse a los extranjeros como en casa, en un país en el que no se sienten integrados del todo. En este caso, Latino es un periódico gratuito también que pretende acabar con esa visión que muestran los medios generalistas sobre que siempre intentan mostrar el lado más negativo de la inmigración, por ello, en este caso los latinos, no suelen consumir estos medios, y deciden para estar más informados de las cosas que van ocurriendo en su país, crear su propio medio.

“Los reporteros latinos buscan información de sus países de una forma acertada, sin generalizaciones no deseadas”, afirma Marc Basté.

Otra de las jóvenes ponentes de las Jornadas de periodismo, fue Rosa Jiménez Cano, periodista del país. Rosa hizo mención a sus blogs los que le ayudan muchas veces a conocer acontecimientos que no sabía. En ellos todos los públicos de diferentes países del mundo, pueden mostrar sus opiniones sobre cualquier tema, así como enviar fotos de catástrofes que ocurren en sus países. En ocaciones muchos de los blogueros que envían fotos o vídeos a esta periodista, pretenden que con su fotografía o vídeo se haga ver el problema de algunos acontecimientos que están ocurriendo donde ellos viven, y conseguir su propósito, solucionar el problema que esto puede ocasionar.

Por último uno de los ponentes más esperados por los futuros periodistas de la UMH fue Ali Lmrabet, periodista represaliado por el Gobierno de Marruecos. Hizo ver una visión en primera persona de todo lo que Marruecos esconde a sus ciudadanos, por ello muchos de ellos logran salir de allí y vienen a España. Necesitan expresar lo que saben de su país y lo hacen mediante estos medios de comunicación propios que les ayudan a sentirse útiles.

Lo importante de todo esto es que los extranjeros no son gente aislada que quiere mantenerse al margen de lo que ocurre a su alrededor, sino todo lo contrario. Muchos de ellos apuestan por relacionarse con el lector y hacer ver su cultura desde una nueva perspectiva, sin generalizaciones de robos o asesinatos. Las diversas culturas también tienen cosas buenas que contar.

Cibermedios y Web 2.0

marzo 1, 2010

Como bien afirma el texto comentado por Ruth Rodríguez-Martínez, Lluís Codina y Rafael Pedraza-Jiménez, la consolidación de la Web como una herramienta de trabajo, comunicación y entretenimiento a escala global, y la importancia que en ella cobran los contenidos de calidad han hecho de este medio un escenario ideal para la distribución de noticias.

El uso de internet aumenta de manera progresiva. Cada vez hay más personas que hacen uso de esta herramienta para infinidad de cosas.

En estos momentos, la Red se ha convertido en el soporte con mayor crecimiento de audiencia, ya que el resto de formatos ve cómo ésta se mantiene o incluso desciende. Por ello es habitual en los tiempos que estamos que la mayoría de los periódicos utilicen esta herramienta para dar a conocer sus noticias.

La prensa ha digitalizado también sus noticias, ya que es una manera de ayudar a aumentar su protagonismo en el mundo. Aunque lo hace de una manera progresiva, ya que los sitios web de los medios han aumentado la cantidad de contenidos, al tiempo que los han hecho más atractivos, para que la gente no deje de ver sus páginas.

La gente utiliza cada vez más la prensa digital, puesto que es fácil de acceder a la noticia, se actualiza constantemente, se personalizan los contenidos o informaciones recibidas y les da confianza a los lectores. A parte de que se trata de una prensa gratuita que hace que todas las personas puedan acceder a ella.

Cada vez es más difícil encontrar un diario que no posea una versión en línea. Esta versión la van mejorando hasta el punto de que todas las páginas disponen de búsqueda simple, búsqueda avanzada, hemeroteca y mapa del sitio web. Así como también, la mayor parte de los medios han optado por utilizar canales alternativos a su sitio web para la difusión de sus contenidos, ya sea mediante correo electrónico o móvil.

Al principio internet era utilizado como medio de comunicación entre personas, ahora cada vez más es utilizado como medio informativo de lo que ocurre en el mundo.

Hasta hace poco contar con una amplia comunidad de usuarios sólo estaba al alcance de algunos privilegiados, pero la llegada de la web 2.0 y, sobre todo, de las tecnologías que facilitan la comunicación social, ha dotado a todos los agentes de la Web de herramientas. Estas herramientas son para atraer y fidelizar usuarios a un dominio web, difundir los contenidos más allá del propio sitio web. Las herramientas que hacen mención al primer objetivo, se dan a conocer mediante el uso de blogs, canales de contenido sindicado. Y por lo que respecta al segundo objetivo, tiene que ver con la incorporación de los diarios a plataformas sociales como Facebook, Tuenti, Twitter,… Esta utilización de estos servicios proporciona a los medios nuevos canales de comunicación que les acercan a sus potenciales usuarios y les facilitan la creación de auténticas comunidades.

La incorporación de herramientas de interacción, tales como la posibilidad de compartir y comentar las noticias, y al empleo de canales personalizados de difusión de la información.

Con todo ello se ha conseguido que la web social haya favorecido la evolución de los métodos y estrategias de comunicación utilizados hasta ahora por los medios.

The New Republic and Stephen Glass

enero 5, 2010

En mayo de 1998, Stephen Glass fue despedido de su puesto como redactor en la revista The New Republic. Todo ello ocurrió tras un largo proceso de investigación que demostró que su último artículo publicado era inventado, y a saber cuántos anteriores también lo fueron.

Este caso es sólo uno de los muchos escandalosos fraudes periodísticos que han venido surgiendo a lo largo de la historia del periodismo.

Las sospechas de que el artículo publicado por Glass era falso, comenzaron entre el personal de la edición digital de la revista Forbes, especialmente entre el redactor A. Penenberg, apoyado por su superior Kambiz Foroohar. Ambos comunicaron a Chuck Lane, el redactor jefe The New Republic, sus sospechas. Fue el redactor jefe quien inició una investigación interna que acabó desvelando la verdad, una verdad que le costaría no sólo su puesto de trabajo en The New Republic a Stephen Glass, sino un desprestigio por parte de todos los compañeros del periodismo que permanecería a lo largo de la historia.

Stephen Glass no publicaba ningún artículo verdadero, ya que no podían ser contrastados por otras fuentes, y, por tanto, se dedujo que la historia que contaba no era cierta.

De todo lo que se descubrió, lo asombroso fue que, al menos 21 de las 47 piezas que elaboró para la prestigiosa revista digital, fueron fabricadas parcial o totalmente, es decir, eran casi todas inventadas.

Todo ello nos permite cuestionarnos ¿cuántas mentiras hay detrás de miles de historias contadas? ¿realmente se asemeja el concepto del mundo que nos narran con la realidad que vivimos? Es duro plantearse todas estas preguntas, pero lo cierto es que existe una facilidad de inventar una mentira y que goce de fiabilidad aportada por aparecer en un medio de comunicación de gran prestigio como lo es el The New Republic. Lo cierto es que es muy difícil saber si se trata de un hecho verídico o de una gran mentira, puesto que a pesar de revisarlo por sus superiores, el mencionar unas fuentes directas, como así argumentaba Glass, nos da una credibilidad muy difícil de discutir.

En este caso gracias al papel del periodismo digital se pudo comprobar la falsedad de la historia. Fue en la edición digital de la revista Forbes donde se descubrió todo. Penenberg elaboró el artículo Lies, damn lies and fiction, en el que narra cómo comenzaron sus sospechas sobre el reportaje “El Paraíso de los Hacker” de Glass. Según el periodista Glass un joven de 15 años accedió a la base de datos de la empresa Jukt Micronis. Ésta en lugar de denunciarlo, lo contrató. Pues en toda esta historia, Penenberg descubrió que la empresa carecía de página Web, que no figuraba en la Asociación de Fabricantes de Software, es decir, que nunca existió una empresa llamada Jukt Micronis a lo largo de toda la historia.

Esto supuso un gran logro en el periodismo digital, ya que una revista digital que a penas llevaba funcionando unos meses, había descubierto un enorme fracaso de corrupción.

Stephen Glass fue denunciado y despedido de su trabajo, aunque él alegaba que sólo quería ser el mejor en lo suyo, a pesar de no saber que así lo único que consiguió es que se le recordara a lo largo de la historia, pero no precisamente por sus grandes logros en el periodismo, sino por un gran fraude como periodista.

En la película Shattered Glass, de 2003 se refleja muy bien el fraude periodístico que se desencadenó en 1998 en los EEUU de américa.

Caso Watergate

enero 5, 2010

El 17 de junio de 1972 fue la fecha en que estalló el escándalo Watergate, uno de lo casos más resonantes de los Estados Unidos.

El edificio Watergate era la sede donde funcionaba el Partido Demócrata, por aquel entonces. En la madrugada de ese día, cinco hombres fueron detenidos mientras trataban de instalar equipos electrónicos de espionaje.

Las grabaciones de las conversaciones que tuvieron lugar en la oficina del presidente desde principios de 1971, de cuya existencia informó el testigo Alexander P. Butterfield, se convirtieron en una de las claves principales del escándalo.

Eran tiempos de campaña electoral y entre los detenidos se encontraba el jefe del servicio de seguridad del comité de reelección del entonces presidente Richar Nixon.

Cuando el caso parecía entrar en el olvido, Bob Woodward y Carl Bersntein, dos periodistas del diario The Washington Post, uno de los más influyentes diarios de ese país, revelaron detalles del asunto y acusaron al presidente de tratar de congelar las investigaciones.

Los periodistas fueron “guiados” por un misterioso personaje al que bautizaron como “garganta profunda” que llevó a los reporteros a descubrir el caso de espionaje en el que estaban implicadas las más altas instancias del Estado y fue un hito en la investigación periodística. Pasados 33 años desde este hecho, el ex directivo del FBI, Mark Felt, confesó ser él el personaje de “garganta profunda”.

Ante la evidencia de espionaje, se formó una comisión investigadora y casi todos los colaboradores de Nixon renunciaron a sus cargos, y abandonaron la Casa Blanca.

Tras este escándalo se han realizado numerosas versiones en película de lo ocurrido. Entre ella está la de “Todos los Hombres del Presidente” en la que se ve reflejado el caso Watergate de una forma muy clara.

Este caso nos demuestra una vez más que gracias al periodismo de investigación se puede descubrir grandes escándalos. Esta profesión no sirve simplemente para informar de cosas, sino que todo ello se hace con un fin último, conseguir paliar los problemas, en este caso se consiguió desenmascarar a un gobierno corrupto. Gracias a la intervención de los periodistas mencionados, al FBI,… se pudo desmantelar esta red de espionaje corrupto y toda la gente de los EEUU pensó dos veces antes de ejercer su voto en las próximas elecciones.

El periodismo de investigación en el poder ayuda a que no se comentan los mismos fraudes en el próximo gobierno, y sobre todo no continuar con un presidente de los EEUU corrupto capaz de engañar a miles de personas.

Los periodistas implicados en el caso a pesar de ver peligrar su carrera profesional si algo no salía bien, no pensaron en nada más que en sacar a la luz este terrible caso de espionaje, la verdad es que contaban con muchos puntos a su favor, ya que disponía de bastante información antes de dar un paso en falso. Pero la jugada pudo salirles mal, puesto que la corrupción en ocasiones, por desgracia, se sale con la suya.

“Todos los hombres del Presidente”

Lowell Bergman y Jeffrey Wigand

enero 5, 2010

En la película “The Inside” (el Informante) se ve reflejada la clara historia de un periodista con principios. Se trata de un caso en el que un simple productor del programa 60 minutos de la CBS derrepente se encuentra entre la espada y la pared, por un lado está su puesto de trabajo y por el otro el poder demostrar a miles de personas como una empresa tabacalera estaba jugando con la vida de muchísimos fumadores. Tras no pensar demasiado en el qué hacer, Lowell Bergman (el productor de 60 minutos) no duda en sacar a la luz ese reportaje a pesar de no tener a su favor a sus propios jefes.

Bergman no se limitó solamente a proseguir con su reportaje inicial de la industria tabacalera Brown & Williamson Tobacco, sino que supo ver dónde estaba la verdadera noticia. Aunque todo el reportaje de investigación no hubiese sido porsible si no llega a ayudarle Jeffrey Wigand, ex ejecutivo de la empresa tabacalera B & W.

En esta historia se destaca la confianza tan importante para el periodista entre él y sus fuentes. Bergman no descansó hasta que su reportaje fue publicado y, con ello, arriesgó su puesto de trabajo  las obligaciones que tenía con la CBS, todo ello debido al compromiso que tenía con su interlocutor.

Para conseguir que sus fuentes siguiesen confiando en él, ofreció la información a otro periodista para que el reportaje fuese publicado en otros medios ajenos a su puesto de trabajo, ya que se negaron a la publicación del artículo rotundamente. De modo que al final toda la investigación salió a la luz y consiguió que se le recordara a lo largo de la historia “como un héroe”.

Haciendo un breve resumen de lo ocurrido en este caso, podemos decir que todo empezó cuando Jeffrey Wigand y Lowell Bergman tuvieron como objetivo en su reportaje la industria estadounidense del tabaco. Ambos, periodista y fuente, consiguieron imponerse a la pesada y millonaria factoría tabacalera. Destaparon la forma en que los cigarrillos se adulteran con productos nocivos para la salud.

Por aquel entonces, Bergman, como hemos mencionado, era productor del programa 60 minutos de la CBS. Se encargaba de preparar los contenidos del programa y, de este modo, llega a sus manos una invesigación sobre la industria tabacalera en sí. Su objetivo era realizar un estudio de la cantidad de muertes o accidentes por incendios que han causado las colillas. Así lo que pretendía ser una crítica a la industria, acabó por convertirse en un problema de salud nacional.

Bergman descubre demasiada información acerca de las industrias tabacaleras, y para comprender mejor todo lo que tenía entre manos, acude a su principal fuente, Wigand, quien no se lo piensa dos veces y decide arriesgar su puesto de trabajo dándole información confidencial al periodista sobre todos los entresijos que había en la empresa de tabaco B & W.

Todos estos pasos casi le cuestan a Wigand la cárcel, debido a las cláusulas de confidencialidad que había firmado con su anterior empresa. Y a Bergman por supuesto le costó su puesto de trabajo en la CBS.

Por suerte todo lo ocurrido quedó en un despido de ambos en sus anteriores puesto de trabajo, pero a pesar de la insistencia por parte de los jefes de ambos por intentar que nunca más consiguiesen un puesto de trabajo nuevo, ambos (Bergman y Wigand) consiguieron tanto su propósito principal, como un nuevo puesto de trabajo dentro de su profesión.

“El héroe”

Compromiso y relevancia

enero 4, 2010

Todo periodista debe esforzarse poco a poco para que la historia que narre sea atractiva y relevante, para ello debe saber escoger de forma razonada los temas que más vayan a interesar a los lectores. El profesional no debe dejar que el receptor deje de leer su artículo porque le pueda parecer aburrido, un buen periodista debe saber ganarse a su público, y para ello tiene que encontrar el modo de que el significante de cualquier noticia tenga interés, y debe hallar la mezcla justa de lo serio con lo menos serio en el relato de los acontecimientos del día.

Los medios de comunicación no pueden redactar todo lo que a lo largo del día pasa en el mundo, sería imposible. No se dispone ni de tiempo, ni de espacio y por supuesto ni de dinero. Por ello muchas veces los periodistas deben saber muy bien lo que van a contar, ya que no pueden permitirse el lujo de estar pensando, tienen un tiempo y un espacio para cumplir con su objetivo. Por esta causa a menudo, es por lo que los lectores no se encuentran satisfechos con lo que leen, puesto que en ocaciones es tan poco el tiempo que tienen los periodistas para redactar una noticia, que nisiquiera meditan lo que están escribiendo, y se olvidan de seguir un orden o simplemente hablan de cosas sin importancia y se olvidan de lo principal.

Desgraciadamente existen demasiados problemas en el periodismo como tal, pero para eso se leen estos artículos, para que los futuros periodistas se conciencien de lo que ocurre e intenten no cometer los errores del pasado. Por ello no es bueno que el periodismo intente atraer a los lectores por medio tan sólo del entretenimiento, puesto que como estrategia de negocio a largo plazo fracasa.

Se debe intentar llevar un orden de coherencia mediante el cual se capte a un mayor número de lectores y ello ayude a que la prensa escrita no fracase como lo está haciendo.

Periodismo como foro público

enero 4, 2010

Hablar de periodismo como foro público, es decir que los medios de comunicación en ocaciones necesitan contar con un debate público de opiniones. Mediante este debate público, se consigue tener una visión más amplia de la información que se tiene.

En ocasiones se cree que las fuentes que proporcionan información son del todo veraces, pero lo cierto es que no siempre ocurre así. Por ello es importante el contrastarlas y sobre todo el poder estar presente en ese mismo momento, ya que cosa más veraz que esa, no hay.

Cuando el periodista no consigue poder estar en primera persona, lo que debe hacer es recopilar la mayor información posible sobre el tema a tratar, y no quedarse con lo que otros medios han publicado, puesto que eso les puede llevar a cometer graves errores. Como nos indica el texto que hemos leido, según el cual, en una entrevista sobre el caso Clinton, el periodista que ofrecía la entrevista, se interesaba más por averiguar si el personaje que salía en una de las fotografías de prueba era Cody Shearer, que en los abusos del presidente Clinton.

Al conseguir un foro público en el comercio periodístico, hace que todo el mundo que conozca del caso, pueda aportar pruebas de importante relevancia para el caso. No se trata de conseguir “un gallinero” mediante el cual ningún espectador no consiga aclararse.

Por ello es importante seguir un orden en esos debates, conseguir un máximo de pruebas y poder realizar una investigación digna de un gran periodista.

Vigilar al poder y dar voz al que no la tiene

enero 4, 2010

El periodismo en ocaciones no sirve simplemente para informar, se da con una intención clara, que es la de conseguir algo. Casi siempre nos preguntamos para que sirven los medios de comunicación, porque sí, nos informan, pero ¿para qué? ¿con qué propósito? Pues después de analizar este artículo, se puede decir que el periodismo tiene un objetivo claro, el hacer noticia de algo para que se solucione el problema, es decir, a menudo los periodistas investigan acerca de un hecho, bien un fraude, una violación,… pues lo que realmente pretende el profesional que redacta esa noticia es conseguir que o bien se sepa más información acerca del fraude, o que se coja al presunto agresor de esa violación. Esto es lo que en periodismo bien a llamarse, el periodismo de investigación, es como si se tratara de una investigación policial pero sin serlo.

Este tipo de periodismo nos muestra la verdadera realidad de los hechos, mediante él se puede saber que todo lo que se está redactando es cierto, ya que normalmente es el propio periodista el que se adentra en la historia que escribe quedando él como el principal personaje del relato.

Cabe resaltar en este apartado que muchos periodistas a lo largo de su carrera profesional, han optado por este tipo de periodismo, y se han involucrado en la investigación de manera presencial, por ejemplo: una reconocida periodista de EEUU se tuvo que internar en un manicomio para poder demostrar mediante pruebas contundentes, el maltrato físico y psicológico que sufrían las personas internas en ese sanatorio.

Los reporteros deben estar bastante seguros de lo que escriben, puesto que se juegan no solo su puesto de trabajo, sino el encarcelamiento por calumnias, por lo que es imprescindible para este tipo de periodismo, el estar presente en los acontecimiento y sobre todo conseguir pruebas veraces, mediante las cuales poder demostrar que nada de lo que han dicho es una falacia, sino que siempre actúan con la verdad por delante.

Con este tipo de periodismo se consigue ayudar de manera secundaria, por ejemplo a los agentes involucrados en ciertos casos, puesto que con su información recogida de primera mano, así como con sus documentos originales, dan una credibilidad importante para conseguir paliar el problema de que se trate.

Periodismo de verificación

enero 4, 2010

El periodismo es una profesión en la que el objetivo principal es convencer a los lectores de que todo lo que se redacta, es veraz. Para ello, el periodista debe hacer ver al receptor que puede confiar en él, que no ha escrito su noticia de manera apresurada y sobre todo que ha contrastado las fuentes de las que dispone.

Los medios de comunicación tienen su esencia en la disciplina de verificación, es decir, ningún medio puede considerarse válido si no demuestra que todo lo que publica es cierto. Únicamente el periodismo se centra en el relato fidedigno de los hechos, por ello no debe dejar que esto se convierta en algo ilusorio, sino debe seguir manteniendo esa postura por mucho tiempo, puesto que las personas que leen la prensa si descubren que lo que está escrito no es del todo real, terminarán por desconfiar de las fuentes y poco a poco se acabará con el periodismo.

Los periodistas deben actuar siempre bajo el criterio de objetividad, es decir, sus aspectos personales o culturales no tienen que interferir en la veracidad de las noticias. Siempre se actúa en forma de “pirámide invertida” ya que se ordena los hechos de mayor a menor importancia, siempre con el propósito de que el lector comprenda las cosas de manera intuitiva.

Por todo ello, es importante que el periodista se encuentre presente en los hechos que redacta, puesto que no siempre es de fiabilidad absoluta las personas que han sido testigos.

Se propone en el artículo que todo periodista debe seguir unos principios que le ayuden a mejorar la calidad de sus redacciones, entre los que se encuentra el de contrastar las fuentes y mostrárselas al lector, con ello se consigue que las personas que lean el artículo comprendan que en ese periódico pueden y deben confiar, ya que las opiniones son veraces.

Los reporteros para conseguir que el periodismo sea una fuente de verificación han de ser contumaces en su búsqueda y disciplinados en la superación de sus propios puntos de vista. Con ello se conseguirá que los receptores de noticias se metan de lleno en la redacción y consigan fiarse íntegramente en lo que el periodista pretende informar. Todo esto hará que el comercio del periodismo evolucione de manera positiva en el mercado.

Para quién trabaja el periodista

enero 4, 2010

Definir hoy en día para quién trabajan los periodistas no es tarea fácil. En ocasiones lo hacen por dinero, y en muchas otras por compromiso a sus lectores. Aunque según este artículo, cada vez está más claro que la calidad del trabajo periodístico sólo supone la mitad o menos de los criterios de decisión, es decir, hoy en día las bonificaciones de los ejecutivos periodísticos se basan en gran parte en cuántos beneficios hayan obtenido sus compañías. Es como si solamente motivasen a los periodístas según lo que hagan ganar al directivo. Esta idea hace ver el enorme problema que existe dentro del periodísmo. Cada vez son más los lectores que se sienten traicionados por las empresas periodísticas, las cuales han dejado sus valores y principios morales en un segundo plano, para pasarse a un interés individual mediante el cual ganen más dinero.

Muchas de estas empresas periodísticas no saben que el futuro depende de cómo hagan la noticia, puesto que si los lectores no ven veracidad en ella, poco a poco dejarán de leer ese periódico y pasarán a otro que se ajuste más a la realidad y realmente sepa de qué está hablando. Ese medio mediante el cual el receptor se sienta más identificado. Por ello, es importante que los medios de comunicación piensen principalmente en la lealtad que ante todo le deben a los ciudadanos, ya que si ellos no sería posible realizar noticia.

El periodista debe sentirse bastante implicado con las noticias que redacta, para que se note la veracidad con la que cuenta las historias. Sobre todo debería haber un consenso dentro de la propia empresa periodística el cual ayudara a que las noticias sean ojeadas por todos los miembros de la compañía, y con ello conseguir una opinión más fructífera del resultado final.

No se espera que los periodistas redacten de forma perfecta, sino de que lo hagan de manera objetiva y contando siempre LA VERDAD.